El pasado mes de septiembre publicábamos un artículo en eLearning Industry, un portal de referencia que recopila interesantes artículos sobre diseño pedagógico, tendencias educativas, herramientas de autoría… y muchas otras temáticas relacionadas directamente con los procesos de enseñanza y aprendizaje en entornos digitales.

Hoy os presentamos directamente en el Diario de Snackson la traducción del artículo original, que podéis encontrar en: Lifelong Learning In Companies Of The 21st century.

 

La formación continua en el ámbito empresarial cada vez se hace más importante en un mundo de cambio y renovación constante. Son precisamente estos cambios los que nos hacen vivir de una forma acelerada y esperar que todo sea inmediato. En este artículo veremos qué características piden los trabajadores a los procesos de formación corporativa y cómo algunas plataformas lo están abordando a través del microlearning.

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), supeditadas por la conectividad, se han establecido como algo intrínseco en la vida de las personas y han transformado por completo la forma en la que interactuamos con el mundo, nos relacionamos, aprendemos, colaboramos, socializamos, trabajamos, producimos e incluso la manera en la que pensamos o sentimos. Estas acciones no son independientes sino que se integran nutriéndose unas a otras, formando una relación simbiótica.

Podemos asumir, por lo tanto, que los cambios en cómo accedemos a la información también hayan comportado la modificación de los hábitos de consumo de contenidos. Por ejemplo, el tiempo medio que un usuario dedica a la lectura de una noticia se ha reducido notablemente. Lo mismo pasa con una página web: el visitante decidirá en tan solo unos segundos si la información que en ella se muestra le resulta de relevancia e interés. Esta tendencia no hace más que consolidarse a medida que el tiempo dedicado a navegar incrementa y se consulta mayor diversidad de información. Es decir, el nivel de profundización en el contenido ha disminuido.

Analizar el impacto que estos cambios podrán comportar en las personas en un futuro no es una tarea simple. La evidencia es que consumimos la información de una manera diferente a la tradicional, buscando respuestas o soluciones inmediatas que den solución a los retos del día a día. Estos cambios son integrales.

En el ámbito laboral, afectan a la comunicación de la empresa con los clientes, a la comunicación de la empresa con sus propios empleados, a las infraestructuras, a las dinámicas de trabajo, etc. y en especial, a los procesos formativos. Estamos asistiendo no sólo a una cuestión de tecnología, sino a una revolución más profunda: un cambio de paradigma en la comunicación y en las relaciones sociales.

¿Cómo se imaginan los trabajadores su formación?

Saber adaptarse y aprovechar las oportunidades que nos ofrece la tecnología es vital para la empresa del siglo XXI, igual que lo es tener en cuenta sus implicaciones sociales.

En esta dirección, se han detectado 9 tendencias a tomar en consideración:

  1. Predomina la preferencia por los canales de comunicación que permiten utilizarse de manera tanto síncrona como asíncrona.
  2. Los empleados esperan flexibilidad a todos los niveles. La flexibilidad se convierte en una necesidad, no en una demanda.
  3. Se busca una autogestión del tiempo, recursos y herramientas que se utilizan para trabajar.
  4. Los trabajadores fusionan su vida laboral y personal. Promover una mayor participación en las decisiones respecto al uso de las TIC y en la elección de los servicios que utiliza la empresa debería ser algo habitual.
  5. El fenómeno BYOD cada vez es más acentuado. La organización debe estar preparada para asumirlo y facilitar el uso de dispositivos y servicios que, a priori, puedan parecer prescindibles para el desempeño de las tareas del empleado.
  6. Las acciones respaldadas por la tecnología que se llevan a cabo en entornos informales pueden servir de puentes y ofrecer soluciones a problemas de ámbitos más formales.
  7. Se prefiere la información presentada de manera clara y sencilla. Los usuarios se centran en el núcleo del contenido y prescinden de lo superfluo.
  8. Los empleados están acostumbrados a consumir información que les resulte interesante y atractiva. En esta dirección, el contenido multimedia ha cobrado especial relevancia.
  9. Es indispensable considerar la movilidad como una base elemental del negocio. Ya no sólo de cara a ofrecer un mejor producto al cliente u obtener una mayor difusión, sino también a la hora de facilitar a los trabajadores esta ubicuidad.

Aprendizaje informal

Nos encontramos en una sociedad de ritmos acelerados, de información inmediata y de respuestas directas. Hemos comprobado las demandas de los trabajadores en esta era de la conectividad permanente. Sin embargo, pese a que la formación continua cada vez se visualiza como más indispensable, se observa que los modelos que se están aplicando no resultan del todo satisfactorios.

La formación de hoy en día se produce al largo y ancho de toda la vida y los procesos de aprendizaje se pueden producir en cualquier lugar y momento, mayoritariamente de manera informal.

Microlearning

El microlearning es una estrategia de aprendizaje combinado, donde destacan dos componentes: la demanda de información “aquí-y-ahora” (just-in-time) y las “píldoras de información“ (Byte size Learning). Precisamente con estas características se pretende abordar los puntos anteriores, proponiendo un método de formación más flexible y directo.

En un sentido amplio, el microlearning es un término que puede utilizarse para describir la manera en que muchas personas están realizando un aprendizaje informal y adquiriendo conocimientos en estructura de microcontenidos, especialmente aquellos que se transforman en más rápidos y cortos.
Muchos estamos utilizando servicios día a día en este sentido. Por ejemplo Twitter o Youtube son dos claros ejemplos de plataformas a las que acudimos cuando necesitamos dar respuestas rápidas a nuestras inquietudes.

Servicios, como Grovo han aprovechado el potencial de los microvideos para crear toda una plataforma de formación aplicando el microlearning.

Duolingo es otro caso de gran éxito, pequeñas porciones de contenidos pensados exclusivamente para que el usuario aprenda un nuevo idioma, teniendo en cuenta su nivel, sus avances, aplicando mecanismos de gamificación… Todo pensado para adaptarse a las necesidades y las expectativas de los usuarios.

Otros servicios como Snackson hacen una fusión del ámbito informal y formal dirigiéndose al entorno corporativo. Ofrece microcontenidos en múltiples formatos, permitiendo a la organización personalizarlos para adaptarlos a sus necesidades y contexto.

Las opciones son múltiples, tenemos gran diversidad de dispositivos a nuestro alcance, servicios que pese a no ser creados con intenciones didácticas, tienen un gran potencial en este campo cuando son aplicados con creatividad, plataformas que utilizan la movilidad, la inmediatez y la simplicidad en sus metodologías para satisfacer las expectativas de las personas. Sea como sea, no nos olvidemos del objetivo principal: aprender más, mejor y de la forma más entretenida posible.

 

¿Quieres probar Snackson?

2 Comments

  1. El microlearning para mejorar la formación corporativa - Snackson

    […] formación de los empleados es un reto constante de las empresas: establecer un plan de formación, producir los materiales didácticos, reforzar dicha formación, […]

  2. Erika - Cursos en Guadalajara

    Los cursos nos ayudan a proporcionar formaciones profesionales para capacitar a los empleados en temas específicos y de este modo se logre un mayor progreso de desempeño de calidad, sin embargo cuando usamos métodos dinámicos y por medio de dispositivos para mayor dinámica y agilidad ayudara a que la información se retenga mas y se logre poner en practica mas rápido lo aprendido.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>