Cuando hablamos de Snackson, irremediablemente lo tenemos que hacer también del microlearning. En nuestra web, hemos resumido en qué consiste esta estrategia de formación y los motivos para su implementación en la formación continua, pero: ¿esto del microlearning es nuevo? ¿Cómo hemos llegado a este punto? ¿Micro es mejor?

Hemos resaltado en varias ocasiones de que vivimos en una sociedad acelerada, caracterizada por el aquí y ahora. No hace falta demasiada investigación en esta dirección. Seguramente tú que estás leyendo este post, estarás haciendo una lectura diagonal, es decir, buscando las ideas clave y aquellas palabras que te resultan de más interés.

¿Esto es negativo? No tiene por qué. Está demostrado que el conocimiento se forma a partir de ideas básicas entrelazadas, que posteriormente se convierten en ideas más complejas. A esto hay que sumar otro factor clave: la vida útil de la información ha pasado a ser efímera. Aquella información que llega a ser impresa, ya está obsoleta en ese mismo instante. Por lo tanto, leer en diagonal no parece tan descabellado.

Por si fuera poco, recordemos aquella gran cualidad de nuestro cerebro: la plasticidad cerebral, que permite adaptarnos a entornos cambiantes, a las nuevas formas de búsqueda de información y de comunicación.

plasticidad_cerebral

Siemens ya hablaba en 2004 del caos (conceptual) como una nueva realidad, en la que aquello que desde un punto de vista puede parecer un entramado de puntos inconexos y sin orden, puede ser percibido como una línea recta o un dibujo desde la perspectiva adecuada. Por lo tanto:

La relación de ideas claves de diferentes puntos de información y el significado que cada persona le da, es más trascendental que la propia información en sí.

Con este panorama, era de esperar que el enfoque educativo y formativo se viera impactado por estos cambios sociales fruto de la era de la información y de la comunicación. El microlearning como tal, aparece a principios de este siglo y se ha ido expandiendo de manera exponencial a medida que el e-learning y el m-learning también lo hacían.

¿Qué es el microlearning?

El microlearning es una estrategia de aprendizaje combinado, donde destacan dos componentes:

  • La demanda de información aquí y ahora (just in time).
  • Las píldoras de información (byte size learning o microcontenidos).

La distribución de estos contenidos es a partir de información en diferentes formatos (vídeos, animaciones, gráficos, infografías, hipervínculos, breves textos…), hecho que hace que el microlearning no solo tenga en cuenta las inteligencias múltiples, sino que también las potencie.

Para saber más sobre el microlearning visita nuestra comunidad.

Los microcontenidos no son solo cosa del microlearning…

Si analizamos sectores tan dispares al de la educación como pueden ser el de la publicidad, el del marketing o el del entretenimiento veremos un denominador común: mensajes directos, pensados para causar un impacto y para conseguir un objetivo determinado. ¿Podríamos categorizar como microcontenido un spot publicitario? Todo un debate surgió con la siguiente foto:

Dunk in the dark

Fue compartida en Twitter por Oreo durante la edición XLVII de la Super Bowl durante un apagón eléctrico que interrumpió el juego. La potencia del mensaje radica en 3 claves: simplicidad, mensaje contextualizado y fácil, muy fácil de asimilar.

Otro gran ejemplo de microcontenidos lo tenemos de la mano de Lowes. Se trata de una empresa que vende material para reformas en el hogar y que lanzó un canal de Vine con microvideos sobre consejos y usos de sus productos:

En un sentido amplio, el microlearning es un término que puede utilizarse para describir la manera en que muchas personas están realizando un aprendizaje informal y adquiriendo conocimientos en estructura de microcontenidos, especialmente aquellos que se transforman en más rápidos y cortos, como muchos de los servicios web actuales (Twitter, Vine, Instagram…).

Volvamos al ejemplo de la lectura en diagonal que exponíamos al inicio y reflexiona por un instante. ¿Cómo has llegado a este artículo? ¿Has sacado alguna idea clave o información que te sea de interés? ¿Hubieras accedido a esta información de otra forma diferente a la que lo has hecho?

En educación formal y no formal muchas veces pasa exactamente lo mismo. Nos movemos por impulsos, por intereses… Resumiendo: nos interesamos por aquello que nos motiva en un momento y contexto determinado.

El microlearning no es hacer lo mismo de siempre

En el microlearning, la selección de los microcontenidos y el ritmo de liberación de estos, así como los calendarios, la estructuración de las actividades… son factores fundamentales para los diseñadores didácticos.

NO se trata de hacer contenidos superficiales o cometer los mismos errores que cometimos con el e-learning. El microlearning NO es meter la tijera a la documentación de un curso tradicional y hacer múltiples pedacitos.

lupa

El microlearning es:

  • Identificar qué necesitan nuestros destinatarios para su desarrollo personal.
  • Desarrollar microcontenidos que aunque no contengan toda la información sobre el tema en cuestión, den una visión global y sean la estructura básica para poder construir el conocimiento a partir de ellas (ya sea a partir de enlaces, preguntas que inviten a la reflexión, etc.).
  • Analizar cómo aprenden mejor nuestros destinatarios teniendo en cuenta sus características. ¿Prefieren vídeos o texto? ¿Aprenden mejor a base de preguntas prácticas o de información directa? ¿Están más cómodos en entornos individuales, cooperativos o colaborativos?
  • Adaptar la liberación de microcontenidos para que encajen en los ritmos de vida de nuestros destinatarios. Esta entrega debe ser flexible, permitiendo decidir cuándo se va a visualizar un microcontenido y facilitando su revisión.
  • Utilizar canales que no sean extraños para los destinatarios, que sean ubicuos y en los que se desenvuelvan con soltura y que a la vez, les permitan dar saltos de una fuente de información a otra. ¿Se te ocurre una mejor alternativa a los smartphones?
  • Permitir que los destinatarios construyan su aprendizaje.

Resultados

En comparación con las formaciones tradicionales, los microcontenidos están dando mejores tasas de retención y de compromiso cuando se aplican en cursos de aprendizaje, tal y como aseveran desde Via Delivers.

El contenido claro, directo, específico y breve suele recordarse y asimilarse más fácilmente y refuerza ese pragmatismo que se reclama desde el sector educativo en general y el de la formación continua en empresas, en particular.

Pero seamos realistas, existen limitaciones en el microlearning. Explicar una técnica o teoría compleja, puede ser un gran reto aplicando únicamente esta estrategia. Esa es la gran evidencia en educación: no hay estrategias ni metodologías infalibles, debemos combinarlas y crear las nuestras propias en cada momento, para cada situación, para cada ámbito… teniendo en cuenta el entorno, las necesidades, los destinatarios, los objetivos…

Los microcontenidos pueden dejar muchos frentes abiertos, pueden parecer incompletos, que generan muchas preguntas. ¿Pero eso no es genial?

Permiten que experimentemos y que queramos contestar esas mismas preguntas que nosotros nos hacemos.

 

 

¿Quieres probar Snackson?

2 Comments

  1. Le microlearning pour améliorer la formation corporative - Snackson

    […] avons déjà approfondi précedemment dans ce blog sur : ce qu’est le microlearning, ce qu’il nous apporte et comment nous pouvons le créer. Mais améliore-t-il réellement les […]

  2. El microlearning para mejorar la formación corporativa - Snackson

    […] hemos profundizado anteriormente en este blog sobre qué es el microlearning, qué nos aporta y cómo podemos crearlo. Pero, ¿realmente mejora los procesos de formación en […]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>