Hace unos días participé en una reunión con un cliente de Snackson en la que estaban presentes los responsables de formación de las diferentes áreas de negocio: es una empresa multinacional, con una compleja estructura, múltiples necesidades de formación, perfiles heterogéneos, necesidad de actualización constante de procesos, productos y que ya cuenta con varios entornos de gestión.

El objetivo era realizar una formación sobre Snackson para que pudieran comprender el funcionamiento, explicar nuestra metodología MMG (microlearning + móvil + gamificación) para obtener el máximo de resultados y abrir un debate para evaluar cual era la mejor manera de integrar nuestra propuesta en su organización.

Durante el último año he asistido a decenas de reuniones similares, dónde nos reunimos con responsables de RRHH, de gestión del talento, directores comerciales o de operaciones y se plantean dudas, posibilidades de colaboración y puntos a trabajar conjuntamente.

¿Qué dudas tienen los responsables una organización cuando se acerca a una solución como la nuestra?

Si no nos conoces todavía, déjame 1 minuto para explicarte quienes somos y qué hacemos, así será más fácil entender los puntos que vendrán a continuación.

Snackson es una startup nacida en 2015 con el objetivo de llevar la formación al móvil. Nuestra solución facilita a una empresa o institución (da igual el tamaño) realizar acciones de formación y de comunicación a sus colaboradores, empleados o clientes, utilizando el móvil como canal. Las ventajas son claras: acercamos la formación al usuario; la hacemos más cómoda y accesible y es muy fácil de gestionar.

Pero como es normal, el cliente visualiza las ventajas pero le surgen algunas dudas que normalmente son recurrentes (resumiré cinco de ellas):

¿Quiénes sois? ¿Para quién habéis trabajado?

Aunque llevamos relativamente poco en el mercado, ya contamos con proyectos y experiencia suficiente para dar la tranquilidad a nuestros clientes y demostrarles que pueden confiar con nosotros. Actualmente estamos trabajando para empresas como Roche, Desigual, Seat o la Generalitat de Catalunya. Ha costado, pero esta primera barrera ya la tenemos superada :).

Tengo varios entornos de gestión y me gustaría que la información de los cursos, o del seguimiento estuviera centralizada.

Este es uno de los temas clave cuando eres una startup, ofreces una solución B2B, sea de formación o de otro entorno, y te diriges a empresas que tienen un cierto tamaño (en las empresas pequeñas nos convertimos en su herramienta de gestión de la formación directamente). Necesitas integrarte con el cliente y cruzar los dedos para que sus sistemas de información sigan ciertos procesos estándar :D.

En nuestro caso, Snackson tiene una API propia que pone a disposición del cliente para realizar integraciones de datos. Y en nuestros planes está realizar una integración mayor (plug and play) con algunos de los LMS más conocidos.

No se si mis usuarios querrán utilizar el móvil propio si no tienen un móvil de empresa.

Al comienzo de Snackson (últimos meses de 2015), esta era la principal reticencia que nos encontrábamos. Durante 2016 hemos visto que poco a poco las empresas han tomado consciencia que si se organiza adecuadamente, las ventajas para el empleado son mayores que los inconvenientes.

Al facilitar el acceso a través del móvil, el usuario tiene más libertad para acceder a la información cuando quiera y en el momento que prefiera, aprovechando mejor su tiempo y mejorando su formación. El tiempo y la extensión del BYOD (Bring Your Own Device) corre a nuestro favor.

Nuestra formación es muy compleja. ¿Funcionará en móvil?

Es cierto que hay muchas acciones formativas en las que el móvil no es el canal más adecuado, pero quizás el problema no esté en el canal sino en la metodología.

Durante el último MWC asistí a una mesa redonda que organizaba ESADE acerca de cómo la transformación digital está cambiando la educación. Uno de los temas clave que se trataron estaba relacionado en que los modelos actuales de formación tenían que cambiar y pasar a un modelo más modular, más abierto al usuario final y más ágil.

Sigamos el ejemplo de Apple: pensemos más en canciones sueltas, que puedan componer una secuencia propia que más que un album predefinido que no encaje con mis necesidades específicas.

Hay que diseñar la formación en unidades que se puedan combinar, que sean fáciles de acceder y producir y menos en grandes estructuras y volúmenes de información que no encajan con las necesidades reales.

Nuestra organización necesita …

Normalmente, siempre hay algún proceso específico, alguna necesidad concreta que es clave para la empresa, ya sea un formulario de alta de usuarios concreto, una actividad determinada o un ajuste en la interface.

Una de las ventajas de ser una Startup y tener un producto nuevo es que eres muy permeable a las (buenas) idéas del cliente. Lo apuntas todo, lo procesas y si lo ves interesante lo incorporas al roadmap de desarrollo. Gracias a este trabajo de escucha activa hemos incorporado multitud de funciones a Snackson que no estaban inicialmente.

Ahora mismo no tengo una necesidad concreta dónde aplicar tu solución

Buf. Esta reflexión es la más complicada de gestionar.

Lo primero que se me pasa por la cabeza es gritarle al cliente que está equivocado, que si lo piensa cinco minutos seguro que ve las posibilidades y las ventajas, que necesita dar el cambio cuánto antes y apostar por nuevos modelos (a través de Snackson o con otras soluciones) porque la sociedad, sus empleados, sus colaboradores y clientes ya están usando otros canales y soluciones. Que la transformación digital también está impactando en la educación.

Entonces recuerdas otros proyectos realizados con clientes y le explicas las posibilidades para que pueda hacer analogías: procesos de formación continua, planes de bienvenida, soporte comercial, formación de procesos, test de evaluación, complemento a otra formación, formación previa a un evento…

 

Esta es la oportunidad de los pequeños: agilidad, escucha activa, un modelo sencillo pero potente y soluciones adaptadas a las necesidades reales del cliente.

¿Qué otras “dudas” os han planteado vuestros clientes y cómo las habéis resuelto?

🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>